UNA VISIÓN DEL SECTOR EMPRESARIAL EN FRANCIA

«Apoyándose mutuamente, los empresarios podrán aprovechar la ola de la crisis».

Asociarse con empresarios experimentados que puedan desafiar al líder empresarial en su estrategia y ayudarlo a sacar la cabeza del agua es una de las claves para superar la crisis con éxito. Las incertidumbres económicas derivadas de la crisis sanitaria pesan sobre el desarrollo de las empresas y el ánimo de sus dirigentes. Un estudio reciente de Ifop (Francia) muestra que el 54% de los empresarios y el 52% de los pequeños comerciantes celebran el plan de apoyo puesto en práctica por el Gobierno. Sin embargo, la realidad es que muchas empresas corren un gran peligro, con mayor preocupación en los sectores que se vieron obligados a frenar la actividad.

La tesorería, la actitud de espera y el aislamiento, los tres riesgos del empresario

Hay tres riesgos para el empresario. En primer lugar, seguir enfocado en el día a día y no tener tiempo para reflexionar, pensar solo en el movimiento de caja y perder de vista su visión y los objetivos de desarrollo. Por supuesto, la tesorería tiene que estar en una buena situación. Para muchos, esto solo es gracias a las medidas gubernamentales. Pero tarde o temprano estas medidas llegarán a su fin. ¿Qué pasará entonces? Si el dirigente no ha trabajado a medio plazo, corre el riesgo de perder oportunidades y perder mercado.

Otro riesgo muy frecuente al que se enfrenta el empresario es posponer las decisiones y esperar perpetuamente nuevos anuncios y medidas del Estado. Porque el Estado no puede hacerlo todo y el futuro de una empresa está, ante todo, en manos de su Gerente. Además, una actitud de espera va en contra de la propia posición de liderazgo que debe tener un Director de empresa. Es ahora cuando debemos actuar para reactivar las ventas y completar libros de pedidos porque las cartas se van a barajar de un momento a otro y las ganancias serán para los que hayan actuado en primer lugar. Si el empresario espera que los problemas se solucionen solos, puede perder mucho más. Al dejarse ganar por un competidor, sea local, de otra región o de otro país, que no tiene miedo, que se arriesga para ganar mercado en un tiempo muy corto, la empresa va directo a la bancarrota, la liquidación, los despidos, etc.

Tercer riesgo: aislarse del mundo exterior. Como el teletrabajo modifica las relaciones interpersonales con los colaboradores, junto con la introducción de normas sanitarias y los protocolos de seguridad, el Director de la empresa se ve privado de feedback físicos, a priori inofensivo y, sin embargo, esencial para tomar el pulso interno y poder constatar de manera personal y directa el estado de ánimo de los equipos. Los equipos son el capital número uno de una Pyme. Sin su participación en la aplicación de la estrategia, no es posible alcanzar los objetivos fijados.

Una vez dicho todo esto, no es cuestión de rendirse. Por el contrario, existen soluciones para que estos obstáculos naturales y humanos no comprometan el proceso de toma de decisiones estratégicas del líder empresarial.

La fuerza de «los que ya lo han hecho» para ayudar a superar la crisis

La primera es contar con la ayuda de otros empresarios. La crisis ha mostrado el potencial de solidaridad entre colegas. Durante el confinamiento se pusieron en marcha iniciativas originales entre los negocios que estaban autorizados a trabajar y otros que se vieron obligados a cerrar o a trabajar a las puertas cerradas. Luego, con bastante rapidez, las grandes empre

sas anunciaron que invitarían a las más pequeñas a sus mercados web. Lo que es posible en el canal BtoC es posible en el BtoB. El único límite es el de nuestra creatividad en términos de negocio. Al mismo tiempo, las asociaciones empresariales se están movilizando para apoyar a los empresarios de forma gratuita en forma de mentores, creación de redes, apoyo en la activación de dispositivos estatales, etc… Por lo tanto, debemos dejar de dudar, todas estas iniciativas son buenas para tomar y evitar el aislamiento y la toma de decisiones completamente solitarias.

Otra pista: conseguir apoyo. No hay nada mejor que un empresario con experiencia, como un operating partner, por ejemplo. Este profesional del apoyo no es ni más ni menos que un empresario que ya ha experimentado y gestionado los altibajos de la creación y el desarrollo de negocios con sus propias empresas. Sobre todo, ha estado en la misma posición que ellos y sabe exactamente lo que significa y lo que implica la toma de decisiones cuando se está al frente de una Pyme. Esta capacidad de diálogo entre alter ego y centrado en los objetivos operativos no la tuvieron todos los empresarios durante el confinamiento sin embargo, es esencial para apoyar la capacidad de un líder empresarial de asumir riesgos de naturaleza pivotante o transformadora.

Hay empresarios que tienen la capacidad y la experiencia de trabajar con el Gerente y sus Asociados en estrategias útiles y concretas para reactivar el negocio i

ntegrando las incertidumbres en los planes de recuperación. Sus comentarios y opiniones son muy útiles para ajustar un plan de desarrollo, hibridar un modelo de negocio, reforzar lo que los diferencia del resto, identificar otros motores de crecimiento, estudiar la cesión de negocios o, por el contrario, captar oportunidades de fusión y fusionarse con otras Pymes, encontrar los argumentos y la estrategia adecuados para convencer a inversionistas para que inviertan en el negocio, cuestionar la estructuración operativa de la empresa, establecer un nuevo sistema de gestión con un comité de dirección digno de ese nombre, etc.

En definitiva, encontrar soluciones operativas para desplegar el plan de desarrollo previsto, de forma eficiente y cumpliendo los plazos establecidos con el fin de alcanzar el objetivo y dar contenido a la visión que lleva la empresa y su empresario.

¡Ha llegado el momento, vamos!

Más que nunca, los líderes empresariales necesitan apoyo y confianza frente la crisis y la incertidumbre económica. Como demuestran los datos oficiales (índices men

suales), la gran mayoría tiene ganas de salir adelante. Estos datos indican que, a pesar de que los sectores se han visto muy afectados por una desaceleración muy fuerte, o incluso una paralización total de la actividad a causa de la crisis (aeronáutica, hostelería, ocio, turismo, etc.), buscan recuperarse. ¡Así que no esperemos más para obtener ayuda y vayamos juntos!

Fuente: Entreprendre.fr
https://www.entreprendre.fr/en-sepaulant-les-entrepreneurs-arriveront-a-passer-la-vague-de-la-crise

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Abrir chat